40 Años después de Franco... ¿o no?
Social Networks
Share the article
In this category
Tal día como hoy, un 20 de noviembre de hace 40 años, fallecía postrado en la cama, Francisco Franco. El que fuera Jefe del Estado durante otros casi 40, moría sin que los que lucharan contra su sangrienta dictadura, tuvieran el gusto de decir que habían logrado su dimisión o renuncia. Las protestas obreras y estudiantiles de los años 60 y 70, consiguieron hacer tambalearse los cimientos del régimen pero no llegarían a derribarlo.
 
por Guzman Pascual Peramo

La próxima escena de la película siguió con el Rey que cumplía su papel pero debido a los reclamos de democracia, justicia social y libertad; y con el objetivo de justificar su mandato, el nuevo Jefe del Estado, tuvo que aparentar una mayor apertura y no solo a las inversiones extranjeras. Por todo esto, convocó unas elecciones constituyentes y en 1977 tomó posesión el que se denominaría, primer gobierno democrático de la 2ª mitad del siglo XX en España.

Después de todos estos años, aquellos que estuvieron siempre del lado de la democracia, todavía no tienen el reconicimiento del Estado. La Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) es el más vivo ejemplo de ello. Esta organización trata de que las administraciones públicas no dejen solas a las familias que buscan a los ejecutados por las fuerzas franquistas, durante y después de la Guerra Civil.

Se calcula que España es el segundo país con mayor cantidad desaparecidos por detrás de la Camboya de Pol Pot, según la asociación Jueces para la Democracia. Según un informe del juez Garzón, todavía hay más de 114.000 desaparecidos repartidos en más de 2.200 fosas comunes por todo el territorio.
Tanto la ARMH, como otras organizaciones sociales que se preocuparon porque la lucha antifranquista no cayera en el olvido, recibieron ayudas públicas debido a la aprobación de una ley en el año 2007. Con ella, el gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero (nieto de un fusilado por el franquismo), reconoció los esfuerzos de todos aquellos que dieron la batalla por la implantación de la democracia en el Estado.

Con la llegada del PP al poder en 2011, esto se eliminó de un plumazo y todas estas actividades dejaron de contar con apoyo económico por parte del Estado. Sin embargo, no han sido pocos los colectivos o particulares que han echado una mano para el restablecimiento de las víctimas. Un sindicato de electricistas noruegos (Elogit) decidió aportar 6.000€ para la causa de la ARMH.

Este mismo año 2015, la Fundación Puffin de la ALBA (Abraham Lincoln Brigades Archive, encargada de preservar y difundir el recuerdo de los 40.000 combatientes antifascitas que participaron en la contienda española) donó el premio de derechos humanos que le fue otorgado, valorado en 100.000€, para que se pudieran continuar con las investigaciones.

Todo esto sucede, mientras aquellos cargos que tuvieron responsabilidad directa en los gobiernos franquistas y todavía no han muerto, gozan de la permisividad y el amparo de la justicia española.

Como es el caso de González Pacheco y Jesús Muñecas Aguilar, conocidos torturadores cuya extradición ha pedido la justicia argentina.

Del mismo modo que tanto el mismo Franco, como sus colaboradores tienen calles, plazas y nombres de honor en ciudades y pueblos de la geografía española. En Calatayud, Ciudadanos se abstuvo en la votación sobre la retirada de la medalla de oro de la ciudad al dictador.

Foto: Sofia Moro para memoriahistorica.org.es
© stokokkino.gr | 20 Νεμβρίου 2015
Σχόλια
Το stokokkino.gr σέβεται όλες τις απόψεις, αλλά διατηρεί το δικαίωμά του να μην αναρτά υβριστικά σχόλια
   
   
  #special  
   
  #magazine  
 
 
 
 
 
HOME | LIVE RADIO | NEWS | OPINION